Media

Adam Thomson, ingeniero jefe de carrocería y molduras en Volta Trucks

Por Duncan Forrester | 25 Mayo 2021

¿Cómo describiría su trayectoria profesional hasta llegar a Volta Trucks? ¿Qué le atrajo de la empresa?

"Mi carrera me ha permitido disfrutar de algunas oportunidades profesionales excepcionales. Me considero muy afortunado de haber podido experimentar tantas situaciones distintas. Después de finalizar mis estudios universitarios entré a trabajar en Toyota Europe, en el departamento de Ingeniería de Sistemas de Propulsión (Desarrollo de Productos), en Bruselas. Mi cargo fue una oportunidad excelente para descubrir los sistemas de desarrollo de automóviles de Toyota y la gestión de los procesos mediante los que la empresa siempre da prioridad a la calidad. En 2009, McLaren me invitó a su Centro de Tecnología en Woking para examinar el prototipo del MP4-12C. No pude desaprovechar la oportunidad de trabajar con un equipo tan preparado y ambicioso para desarrollar un producto revolucionario. Me incorporé al equipo de ingenieros de la carrocería (en particular, me centré en el diseño de materiales compuestos) del MP4-12C y, a continuación, del P1. Mi cargo creció en paralelo a la expansión empresarial de McLaren, y fui nombrado director de Ingeniería de McLaren GT en 2017. Me fijé en Volta Trucks en el otoño de 2020: los objetivos de la empresa me impresionaron instantáneamente. Vi la oportunidad de incorporarme a una empresa de rápida expansión que intenta revolucionar el mercado de los vehículos comerciales y modificar nuestra percepción de la distribución urbana desde una perspectiva basada en la seguridad y la sostenibilidad. Como en todas las empresas en las que he trabajado en el pasado, nuestro objetivo es ser los mejores en nuestro sector, y esta es la razón por la que estoy trabajando en Volta Trucks."

¿Cuál es el papel del director de Ingeniería de Carrocería y Moldura?

"Lidero el equipo de ingenieros responsable de la totalidad de los sistemas y los componentes del camión que resultan en la producción de la cabina, la caja de carga, y las molduras y los paneles exteriores. En la actualidad, nuestra prioridad es desarrollar el proyecto de 16 t mientras constituimos un excepcional equipo de ingenieros que, en el futuro, será la base de todos nuestros productos. Nuestro equipo también es responsable de la investigación y el desarrollo de nuestros nuevos materiales compuestos, y de garantizar que estos se integran en productos posteriores. Es un ámbito de desarrollo técnico muy interesante, que puede revolucionar el uso de materiales compuestos y su impacto en nuestro entorno."

Con anterioridad, ha trabajado en el sector de los automóviles superdeportivos con McLaren, y ahora lo hace en el ámbito de los vehículos comerciales con Volta Trucks. Estos productos no podrían ser más distintos. Sin embargo, ¿sus procesos de desarrollo y producción son también muy diferentes?

"En pocas palabras: no son tan distintos. Los procesos que seguimos para el desarrollo de los productos son básicamente los mismos, ya que forman parte del sector automovilístico o del transporte. Es cierto que hay diferencias en lo referente a los requisitos normativos, los clientes, el uso de los productos, las cargas y el medio ambiente, pero el proceso que va de imaginar un producto a producirlo es idéntico. Una de las características distintivas de Volta Trucks es la claridad de nuestra visión sobre nuestros productos y servicios, y cómo esta se traduce en el Volta Zero. La seguridad del conductor y la interacción del camión con el resto de los usuarios de la vía son factores fundamentales en todas nuestras decisiones de carácter técnico. La producción de la mejor solución para nuestros clientes (es decir, garantizar la calidad y las funcionalidades del producto) teniendo en cuenta la selección de materiales, los procesos de producción y la eficiencia del camión resultante determinan nuestras opciones sobre el desarrollo del producto."

Podemos apreciar claras diferencias en lo referente a la estructura de los camiones tradicionales y los vehículos totalmente eléctricos Volta Zero. ¿Cómo ha aprovechado estas diferencias? ¿Qué dificultades han supuesto?

"Hemos aprovechado al máximo las posibilidades de los sistemas de propulsión eléctrica para rediseñar completamente la interacción de los usuarios de la vía y los conductores con el camión. La ausencia de un motor diésel en la parte frontal del camión, que requiere el uso de elementos de refrigeración, nos permite situar el asiento del vehículo en el centro de este, a la misma altura que los peatones en las aceras, lo que transforma la visibilidad del conductor y elimina los puntos ciegos que, en camiones de diseño tradicional, suponen un riesgo para ciclistas y peatones. La posición más baja del asiento también facilita la entrada y la salida del vehículo, lo que permite a los conductores no tener que subirse y bajarse del camión a 2 metros de altura y, por lo tanto, reduce el riesgo de lesiones del conductor. El sistema de propulsión también conlleva una reducción del peso que debe ser compensada en el resto del vehículo para garantizar la competitividad de la carga útil. A tal efecto, estamos desarrollando nuevos materiales compuestos para minimizar el peso de los paneles de la carrocería (un factor que los fabricantes de vehículos comerciales normalmente no consideran prioritario)."

El Volta Zero se dio a conocer con una carrocería que, por primera vez en el sector, incorpora paneles externos de materiales compuestos y naturales. ¿Qué consideraciones de ingeniería se deben tener en cuenta y qué retos es preciso hacer frente para producir estos materiales compuestos en la escala necesaria (y no solo para el lanzamiento de un solo vehículo)?

"El desarrollo de estos nuevos materiales en plazos reducidos siempre es un reto (particularmente debido a nuestras elevadas expectativas en lo referente a la calidad de las superficies de los paneles exteriores e interiores de la carrocería del vehículo). La gran variedad de entornos y situaciones (suciedad, sal, vibraciones, frío, calor, etc.) y las cargas físicas a las que los componentes de los vehículos de carretera se exponen son un reto para casi todos los materiales en el ciclo de vida de los productos. Por lo tanto, para empezar, tratamos de entender las propiedades químicas y mecánicas de los materiales, y ajustarlas a las aplicaciones en el vehículo. Al determinar la reacción de un determinado material en entornos reales podemos desarrollar un proceso de fabricación que nos permita establecer su comportamiento como parte de un mecanismo y, finalmente, realizar las modificaciones de diseño necesarias para implementarlo en componentes de producción. Parte del análisis sobre el comportamiento del material en el mecanismo correspondiente se basa en entender y desarrollar sistemas para optimizar los procesos a fin de satisfacer los requisitos de calidad y entrega necesarios para ajustar la producción a los volúmenes previstos del Volta Zero."

Dada su experiencia en el sector, ¿qué aconseja a los jóvenes ingenieros que están empezando?

"Les aconsejaría buscar una empresa que ofrezca buenos programas de desarrollo para graduados, o que les garanticen buenos niveles de responsabilidad desde el primer momento. En mi opinión, la mejor manera de aprender es hacer algo por uno mismo (incluso si esto implica cometer errores). Estos errores han sido los factores que más han beneficiado mi aprendizaje. A lo largo de todos estos años, estos cinco principios me han proporcionado una base sólida.

  1. Parta de una buena base.
    • Las mejores soluciones se obtienen después de entender las bases de lo que estamos realizando, así como de sus razones.
    • Creo firmemente en los enfoques basados en los principios básicos como fundamento de nuestra toma de decisiones. Entender la razón principal de un problema permite solucionarlo.
  2. Ame su profesión.
    • Lo que le guste hacer no importa, lo que importa es hacer lo que le guste.
    • Enorgullézcase de su trabajo, y haga que este sea motivo de orgullo.
  3. Hágalo todo lo mejor que pueda.
    • Haga que su trabajo hable por sí mismo.
    • No importa si se cometen errores: lo importante es cómo colaborar para encontrar la mejor solución.
  4. Haga las preguntas correctas.
    • No tenga miedo ni vergüenza de hacer preguntas si no entiende algo.
    • Intente siempre determinar las causas.
  5. Sea siempre la persona más informada.
    • Asegúrese de saber todos los detalles de su área de responsabilidad.
    • Intente disponer de los datos reales y úselos para tomar decisiones.




Volver a Prensa y medios de comunicación
Habla con nosotros